Manual para pandemias

Varias veces al año el mundo se ve obligado a recordar que la amenaza de una pandemia es inminente. En 2003, fue el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS). Hoy es un posible virus aviario similar al que mató a 30 millones de personas después de 1914.

La "gripe de las aves" ya ha demostrado que puede saltar de las aves de corral a los seres humanos, y ahora a los gatos incluso, lo que indica que podría ser la nueva enfermedad mundial y mortífera, pero hay muchas otras posibles pandemias y muchas de ellas ni siquiera son provocadas por virus. Bacterias, priones, parásitos e incluso factores medioambientales podrían cambiar de repente y volverse mortíferos para nosotros. Está generalizada la predicción de que, cuando así sea, las pérdidas económicas y humanas excederán las de todas las guerras anteriores.

De hecho, resulta una lección de humildad recordar que algunas de las invasiones más mortíferas de la Historia fueron obra de organismos unicelulares, como el cólera, la peste bubónica y la tuberculosis. Los países que cuentan con recursos para ello están preparando planes de resistencia contra las pandemias: estrategias limitadas que protegerían a sus ciudadanos. La mayoría de los gobiernos esperan que la detección temprana posibilite la contención.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/9e6j2UO/es;