eu flags PATRICK HERTZOG/AFP/Getty Images

El inminente año del juicio final de Europa

BERLÍN – Desde un punto de vista político, 2019 será un año extraordinariamente importante para la Unión Europea. Hoy en día el Reino Unido está encaminado para abandonar la UE el 29 de marzo de 2019. Y, luego de las elecciones para el Parlamento Europeo en mayo, se renovarán casi todos los puestos más importantes de liderazgo en todas las instituciones de la UE. En consecuencia, dependiendo de cuántos escaños parlamentarios se distribuyan, Europa podría ser testigo de un importante realineamiento de poder entre los estados miembro, al interior de las instituciones de la UE y entre estados miembro y el Parlamento.

La nueva distribución de poder dentro de las instituciones de la UE se verá reflejada principalmente en el personal. Se nombrarán nuevos presidentes de la Comisión Europea, del Consejo Europeo y del Banco Central Europeo, y se elegirá un nuevo Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Si los partidos euroescépticos nacionalistas se convierten en el mayor grupo en el Parlamento Europeo, estos nombramientos podrían representar un quiebre abrupto con el pasado.

Los estados miembro de la UE hoy están más divididos que nunca, inclusive en torno de las cuestiones más fundamentales relacionadas con el proyecto europeo. El amplio consenso pro-europeo del pasado ha sido reemplazado por un nacionalismo renaciente. Es más, el este está cada vez más enfrentado con el oeste, y el norte con el sur. Y existen buenos motivos para temer que estas crecientes fisuras queden reflejadas en la nueva composición del Parlamento, haciendo que una gobernanza por mayoría resulte difícil, si no imposible.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/hswQnHves