2011: Mi odisea espacial

MOSCÚ –  La mayoría de las personas que han oído hablar de mí creen que soy una experta en tecnología de la información que probablemente vive en California e invierte en riesgosas empresas nuevas de Internet. De hecho, mi residencia formal está en la ciudad de Nueva York, pero estoy a punto de pasar los próximos cinco meses en Rusia, entrenando para ser cosmonauta en la Ciudad de las Estrellas, a las afueras de Moscú.

Varias cosas se conjugaron para que esto pasara. En primer lugar, como niña sencillamente asumí que iría a la luna, sin tener que hacer gran cosa para ello. Simplemente di por hecho que para cuando tuviera, digamos, 40 años, los viajes al espacio serían algo común. Mi padre participaba en el programa espacial de los Estados Unidos y teníamos algunas rocas lunares en casa, así que para mí no era la gran cosa.

Después me distraje durante aproximadamente 40 años. Sin embargo, hace algunos años comencé a prestar atención de nuevo al espacio. Muchos de mis conocidos de la industria de la TI también lo estaban haciendo: Elon Musk, cofundador de Paypal, creó la empresa Space-X; Jeff Bezos de Amazon estableció una compañía de naves espaciales llamada Blue Origin; Jeff Greason, directivo de alto nivel de Intel, fundó XCOR Aerospace (en la que yo he invertido). En 2005, el último año en que celebré mi conferencia PC Forum para empresarios de TI, inicié una conferencia llamada Flight School, para empresarios del espacio y la aviación privada.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/jkgeUnz/es;