Jeff J. Mitchell/Getty Images

Las variedades de la experiencia populista

LONDRES – La decisiva derrota de Marine Le Pen a manos de Emmanuel Macron en la segunda vuelta de la elección presidencial francesa fue una importante victoria para la Europa liberal. Pero fue una batalla, no la guerra. Hace muy pocos años, la idea de que uno de cada tres ciudadanos franceses votaran por Le Pen, del Frente Nacional, era inconcebible.

Los comentaristas han puesto el rótulo de “populista” a la ola de política demagógica que barre Europa (y gran parte del mundo). Pero más allá de la estridencia común a todos los movimientos populistas, ¿qué más comparten? Podemos (en España) y Syriza (en Grecia) son de izquierda. El Frente Nacional francés, el Partido por la Libertad neerlandés y Alternativa para Alemania son de derecha. Beppe Grillo, líder del Movimiento Cinco Estrellas italiano, dice que su partido no es de derecha ni de izquierda.

Y sin embargo, hay ciertos temas que se repiten en todos ellos: nacionalismo económico, protección social, antieuropeísmo, antiglobalización y hostilidad no sólo hacia el establishment político, sino hacia la política misma.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/m6yQdyP/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.