President Trump Mandel Ngan/Getty Images

Los peligros de una Fed a pedido de Trump

ITHACA – En su intento por revisar las políticas impositivas, comerciales e inmigratorias norteamericanas, el presidente Donald Trump está sopesando un conjunto de decisiones que podrían ser aún más relevantes para la economía de Estados Unidos. Al haberse retirado este mes el vicepresidente de la Reserva Federal, Stanley Fischer, tres de las siete bancas en la Junta de Gobernadores de la Fed ahora están vacantes. Y, en febrero de 2018, terminará el primer mandato de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, lo que le dará a Trump la oportunidad única de imprimir su marca en la institución.

Los candidatos de Trump para ocupar esos puestos, y la manera en que los elija, podrían tener un impacto perdurable no sólo en la Fed, sino también en la economía estadounidense y su posición central en el sistema financiero global.

La Fed se ha ganado su credibilidad de manera metódica y meticulosa en el curso de muchas décadas. Un buen ejemplo es la decisión del ex presidente de la Fed Paul Volcker, a comienzos de los años 1980, de aumentar las tasas de interés y aceptar un incremento temporario del desempleo. Si Volcker no hubiera actuado, Estados Unidos habría sufrido una espiral de inflación. La medida de Volcker produjo dolor en el corto plazo, pero al mismo tiempo reafirmó la credibilidad a largo plazo de la Fed.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/ws6oaoG/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.