Darren McCollester/Stringer

El desastre en la campaña de Trump

WASHINGTON, DC – Donald Trump, el candidato presidencial nominado por el Partido Republicano de Estados Unidos, ha vuelto a hacer ajustes en la organización de su campaña, probablemente revelando con ello más de sí mismo y su estilo de gestión de lo que quisiera que la gente viera. Pocas campañas presidenciales han tenido cambios de equipos tan caóticos como esta.

Hoy encabezan el equipo de Trump dos personas que nunca han estado a cargo de una campaña presidencial y cuyos instintos políticos se contradicen entre sí.

Kellyanne Conway, su nueva gerente de campaña, es una especialista en encuestas electorales que por años ha analizado datos de estudios de la derecha republicana convencional (el ala derecha del partido es lo que podemos considerar como “convencional”, ya que en esencia su centro ha desaparecido). Durante las primarias republicanas, trabajó para el “súper PAC” que apoyara a Ted Cruz, el encarnizado rival de Trump. Conway es una republicana convencida e inteligente de quien se puede esperar una influencia constante y sensata en la campaña. Si logra imponerse (y si Trump puede atenerse a una línea temática) veremos un candidato republicano más razonable.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/n7TqmLL/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.