0

Las raíces del antagonismo sino-estadounidense

Aunque todavía no sabemos que fue lo que provocó la caída en picada de los aviones chino y estadounidense así como de las relaciones entre esos dos países, ello no ha impedido que ambos bandos hayan soltado una avalancha de acusaciones y de exigencias de disculpas. Mientras que la respuesta a la pregunta de qué fue lo que realmente sucedió nos evade, una pregunta más importante requiere de nuestra atención: ¿Por qué estos incidentes se convierten en crisis que mantienen en tensión casi permanente a las relaciones entre los Estados Unidos y China?

Ambas naciones han tenido una historia larga y complicada en sus relaciones mutuas. Los Estados Unidos entraron en el panorama chino durante el siglo XIX impulsados por su “destino manifiesto” de comerciar y salvar el alma china, y continuaron en el siglo XX con un esfuerzo mesiánico por rescatar a China del comunismo alejado de Dios. No obstante, entremezcladas con las preocupaciones morales y económicas de los Estados Unidos, venían fuertes dosis de arrogancia surgidas de la percepción de China como una tierra pobre, sumida en la oscuridad y que necesitaba ser rescatada. Para un país orgulloso y, en épocas anteriores, poderoso, tal actitud fue dura de aceptar y creó reservas duraderas de resentimiento.

Viajar a través de la China urbana de hoy es una experiencia engañosa en varios aspectos. Es cierto que China ha emergido al mercado global y cuenta con muchas de las características de una sociedad que se está modernizando. Sin embargo, muchos de estos emblemas de lo moderno y cosmopolita ocultan los orígenes de la “revolución socialista” china. En efecto, se nos olvida que en China hubo una revolución y que esa experiencia convulsiva tuvo tanto causas como consecuencias.

El gobierno chino actual llegó mediante una revolución tectónica impulsada por el antiimperialismo, el anticolonialismo y el anticapitalismo, codificados como doctrina marxista-leninista ortodoxa. Estos sentimientos surgieron de un siglo de rapiña por parte de