Agents are bidding on at the auction of Leonardo da Vinci's 'Salvator Mundi' Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images

El hombre que no salvó al mundo

PRINCETON – El mes pasado, el “Salvator Mundi”, un retrato de Jesús como salvador del mundo atribuido a Leonardo da Vinci, se subastó por 400 millones de dólares (más del doble del precio récord anterior en subastas de obras de arte). El comprador también tuvo que pagar otros 50,3 millones de dólares en comisiones y honorarios.

La pintura tiene muchos retoques, y algunos expertos incluso cuestionan su autenticidad. Jason Farago, crítico de arte del New York Times, la describió como un “cuadro religioso, de mano competente pero sin nada que lo destaque particularmente, de la Lombardía de inicios del siglo XVI, con un sinnúmero de restauraciones”.

El comprador (muchos creen que fue el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salmán, a través de un primo lejano) pagó un precio muy alto por el retrato de un hombre a quien se le atribuyen estas palabras, dirigidas a otro rico: “Anda, vende lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo”. Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿qué puede hacer por los pobres alguien a quien le sobren 450 millones de dólares?

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/1eh401T/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.