Prisoners in their shack in the Vorkuta Gulag Laski Diffusion/Getty Images

Leyes de la memoria y mentiras del nacionalismo

ATLANTA – Una controvertida ley promulgada hace poco por el gobernante Partido de la Ley y la Justicia (PiS) en Polonia ha atraído un enorme nivel de atención en todo el mundo por su criminalización de expresiones como “campos de exterminio polacos”. Pero la ley se propone mucho más que ser un medio de que la gente cuide sus palabras.

La ley señala que cabe enfrentar una multa o hasta tres años de prisión por adscribir “públicamente y de manera contraria a los hechos” al pueblo o al gobierno polaco “responsabilidad única o conjunta por los crímenes nazis” u “otras ofensas” que constituyan crímenes contra la paz, la humanidad o de guerra.

Es cierto que los “crímenes nazis” fueron cometidos por los nazis y no se debería culpar a los polacos por ellos. De manera similar, si bien los campos de exterminio nazis se ubicaron en Polonia, no fueron polacos de ninguna manera. Pero es la mención de “otras ofensas” lo que debería preocuparnos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/yQIS1Cv/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.