Trump Merkel NurPhoto/Getty Images

La vida tras el fin de la Pax Americana

NUEVA YORK – Hace ya tiempo que el orden construido por Estados Unidos en Europa y Asia oriental después de 1945 muestra signos de resquebrajamiento, y la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo de París sobre el clima no hace más que acelerar este proceso.

Por primera vez desde los primeros años de la presidencia del general Charles de Gaulle en Francia, un importante líder occidental (la canciller alemana Angela Merkel) declaró abiertamente que Europa ya no puede depender del liderazgo estadounidense. Puede parecer irónico que esto lo diga una alemana y atlanticista comprobada, pero en realidad es muy apropiado, porque Alemania, en su transformación de dictadura asesina a pacífica democracia liberal, necesitó a Estados Unidos más que ningún otro país.

Tal vez convenga tomarse el fin gradual de la Pax Americana con optimismo. Ningún sistema imperial dura para siempre. Un orden internacional que era totalmente razonable cuando el mundo estaba saliendo del desastre de la Segunda Guerra Mundial, para meterse enseguida en una larga Guerra Fría entre dos superpotencias nucleares, tal vez ya no sea adecuado, y puede ser un obstáculo al surgimiento de otros arreglos mejores.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/tP3BoCA/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.