Chilean presidential candidate Sebastian Pinera Claudio Reyes/Getty Images

¿Por qué Latinoamérica se ha alejado de la izquierda?

SANTIAGO – En las elecciones del pasado noviembre en Chile, dominó la idea del voto antisistema. Una nueva coalición populista de izquierda, que sigue el modelo del partido español Podemos, recibió un quinto de los votos. Muchas figuras de renombre, entre ellas el presidente del Senado, perdieron sus escaños en el Congreso. Los expertos se apresuraron a describir un marcado giro hacia la izquierda.

Sin embargo, en la segunda vuelta de la elección presidencial, realizada el 17 de diciembre, los chilenos nuevamente enviaron a La Moneda (el palacio presidencial) a Sebastián Piñera, un expresidente billonario y niño símbolo del establishment conservador del país. ¿Cómo fue posible esto? Y ¿qué revela esta paradoja acerca del estado de la política en Chile y en la región?

La narrativa estándar, típica de gran parte de la prensa internacional, es más o menos esta: puesto que América Latina tiene la distribución de ingresos más desigual del mundo, tiende a elegir reformadores de izquierda. Cuando estos mantienen su palabra y establecen generosas prestaciones sociales, los electores quedan encantados y se afanan por acudir a las urnas para mantener en el poder a la misma persona o partido.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/Q3CYFts/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.