Home Assistant AI Japan Toru Yamanaka/Getty Images

Una cartografía de nuestro futuro relacionado con la inteligencia artificial

OXFORD – Galileo consideraba a la naturaleza un libro escrito en el lenguaje de las matemáticas, y que era descifrable a través de la física. Su metáfora puede que haya sido demasiado avanzada para su entorno, pero no para el nuestro. Nuestro mundo es uno rodeado de dígitos que se deben leer a través de la informática.

Es un mundo en el que las aplicaciones de inteligencia artificial (IA) realizan muchas tareas mejor de lo que nosotros podemos. Como peces en el agua, las tecnologías digitales son los verdaderos aborígenes de nuestra infoesfera, mientras que nosotros, los organismos analógicos, tratamos de adaptarnos a un nuevo hábitat, uno que ha llegado a incluir una mezcla de componentes analógicos y digitales.

Estamos compartiendo la infoesfera con agentes artificiales cada vez más inteligentes, autónomos e incluso sociales. Algunos de estos agentes ya están delante de nosotros, y a otros se los puede distinguir en el horizonte, mientras que las generaciones posteriores son impredecibles. Además, la implicación más profunda de este cambio de época puede ser que lo más probable sea que estemos solamente al principio del mismo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/c4M3WGM/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.