Negociar en serio sobre el cambio climático

ÀMSTERDAM – Cuando el oso panda sonríe, el mundo aplaude. O así pareció después del último discurso del Presidente chino Hu Jintao en las Naciones Unidas. A juzgar por la manera como gran parte de los medios de comunicación informaron de sus palabras, parecía que China realmente hubiera hecho un anuncio importante sobre la reducción de las emisiones de gases de invernadero.

No fue así. Todo lo que el Presidente Hu dijo fue que ahora China "haría esfuerzos" por reducir sus emisiones de carbono por un margen "notable". Sin embargo, ¿cómo se miden los “esfuerzos” o el que un margen sea “notable”? Cuando le insistí, alguien con estrechos vínculos con la administración china me señaló: “Lo que se dijo en realidad tiene bastante poco peso”.

De hecho, no hubo objetivos específicos y, como cualquier observador de China sabe, la "ecologización” del gobierno no es nada nuevo. La política oficial china de los últimos años ha sido hacer más “verde” el crecimiento del PGB, pero no a expensas del crecimiento mismo... y China tiene intenciones crecer bastante rápido.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/b6Izt7S/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.