moyo20_Jack TaylorGetty Images_britain Jack Taylor/Getty Images

Un Reino Unido más global

LONDRES – Hace tiempo que los escépticos sostienen que el Reino Unido ya pasó de su mejor momento y hoy sólo le quedan las glorias pasadas. Señalan las calificaciones mediocres que obtiene el país en las pruebas educativas PISA de la OCDE, el hecho de que hay una sola empresa británica (HSBC) entre las 50 corporaciones más grandes del mundo (Alemania tiene cuatro) y la probabilidad de que el Brexit termine debilitando la posición internacional del RU en vez de fortalecerla.

Pero yo no comparto ese juicio. Al fin y al cabo, el RU pertenece a la reducida nómina de países que fueron capaces de producir una vacuna eficaz contra la COVID‑19 en tiempo récord. Sigue en la vanguardia de la transición mundial a la energía verde, y fue la primera economía importante que estableció por ley el objetivo de alcanzar la emisión neta nula de gases de efecto invernadero de aquí a 2050. Además, el RU conserva sus fortalezas tradicionales: idioma, ubicación y zona horaria, universidades de prestigio y profundos mercados financieros; y sigue siendo un adalid del Estado de Derecho.

En la próxima cumbre del G7 de la que el RU será anfitrión en Cornualles, dirigentes políticos y empresariales querrán conocer la situación del país en relación con las tres cuestiones que, sumadas, transformarán el comercio internacional y serán catalizadores de crecimiento económico en las próximas décadas: la relación con China, la innovación tecnológica y la energía limpia.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/FWjBLlOes