0

Protagonistas de las finanzas

LONDRES – Durante por lo menos un cuarto de siglo, el sector financiero ha crecido mucho más rápidamente que la economía en general, tanto en los países desarrollados como en la mayoría de los países en desarrollo. La proporción del total de activos financieros (acciones, bonos y depósitos bancarios) con respecto al PBI en el Reino Unido era aproximadamente el 100% en 1980, mientras que para 2006 había aumentado a alrededor del 440%. En China, los activos financieros pasaron de ser prácticamente inexistentes a superar con creces el 300% del PBI durante este período.

A medida que creció la dimensión de la industria financiera, también lo hizo su rentabilidad. El porcentaje de ganancias totales de las empresas de Estados Unidos representadas por firmas financieras se disparó del 10% en 1980 al 40% en 2006. Frente a este contexto, no sorprende que los pagos en el sector financiero escalaran. La City de Londres, el bajo Manhattan y otros pocos centros más se convirtieron en máquinas de fabricar dinero que permitieron que banqueros de inversión, gestores de fondos de cobertura y gente de los fondos de capital riesgo se volvieran excesivamente ricos. Las autoridades universitarias como yo nos pasamos gran parte de nuestro tiempo persuadiéndolos de direccionar una porción de sus ganancias a sus viejas escuelas.

Durante los dos últimos años, las cosas han sido diferentes. Muchas firmas financieras redujeron sus balances dramáticamente, y por supuesto algunas directamente bajaron la persiana. El apalancamiento cayó de manera abrupta. Los bancos de inversión con apalancamiento de más de 30 veces su capital a principios de 2007 hoy han bajado a poco más de 10 veces. Los volúmenes de comercialización cayeron, al igual que los préstamos bancarios, y se han registrado importantes despidos en los centros financieros de todo el mundo.


¿Se trata de un fenómeno de corto plazo y veremos un pronto retorno a un rápido crecimiento del sector financiero tan pronto como se recupere la economía? El mercado ya está plagado de rumores de que regresan los bonos garantizados, que los fondos de cobertura están teniendo ganancias de dos dígitos y que la actividad se está reavivando en el mercado del capital riesgo. ¿Son estos acaso presagios de una recuperación robusta del sector financiero o simples mitos urbanos?