jerome powell Joshua Roberts/Getty Images

Cómo interpretar el giro expansionista de la Fed

NUEVA YORK – Hace poco la Reserva Federal de los Estados Unidos sorprendió a los mercados con un importante e inesperado cambio de política. En su reunión de diciembre de 2018, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) había subido la tasa de referencia de la Fed a 2,25-2,5% y enviado señales de que la subiría otras tres veces, hasta 3%-3,25%, antes de detenerse. También transmitió el mensaje de que seguiría desarmando su balance de bonos del Tesoro y títulos con respaldo hipotecario en forma indefinida, por montos de hasta 50 000 millones de dólares al mes.

Pero sólo seis semanas después, en la reunión del FOMC de fines de enero, la Fed indicó que pondría en pausa las subas de tasas por tiempo indefinido, y que suspendería el desarme del balance en algún momento del año.

Este giro de la Fed obedece a varios factores. El primero y principal es que las autoridades se asustaron por el brusco endurecimiento de las condiciones financieras tras la reunión de diciembre del FOMC, que aceleró el desplome de las bolsas mundiales iniciado en octubre de 2018. Y estos temores se agravaron por la apreciación del dólar y la posibilidad de un cierre efectivo de ciertos mercados crediticios, en particular los de préstamos apalancados y de alto rendimiento.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/w0SNDz2es