kgould1_Andreea CampeanuGetty Images_south sudan vaccine covax Andreea Campeanu/Getty Images

La clave para derrotar a la COVID-19

OTTAWA – Hace un año que la pandemia del coronavirus comenzó a dominar los titulares y nuestras vidas. Para muchísima gente —aquí en Canadá y en todo el mundo— ha sido un período de estrés y dolor sin precedentes. Todos estamos esperando para lanzar un suspiro de alivio una vez que nuestros familiares, amigos y comunidades reciban sus vacunas.

Es perfectamente natural que nos centremos en la salud de nuestros seres queridos, pero no podemos olvidar que el virus no respeta fronteras. No alcanza con centrarnos solamente en nuestras respuestas locales a la pandemia; mientras nos dedicamos a las vacunaciones de los canadienses con alto riesgo, debemos garantizar también que el resto del mundo esté camino a ser vacunado, y todos tengan acceso a pruebas y tratamientos seguros y eficaces. Para combatir a este virus en cualquier lugar tenemos que derrotarlo en todas partes.

Luchar contra un virus a escala mundial es una tarea enorme, pero hay muy buenos motivos para albergar esperanzas. Festejamos en diciembre cuando un asistente personal de salud en Toronto recibió la primera vacuna contra la COVID-19 en Canadá, pero ahora tenemos aún más motivos para celebrar, gracias a los grandes avances en la aplicación mundial de las vacunas a través del Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (COVAX).

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/f3kUZA8es