China's solar energy panel Kevin Frayer/Getty Images

La revolución de las energías renovables de China

BEIJING – A comienzos de 2017, China anunció que invertiría 360 mil millones de dólares en energías renovables para 2020 y descartaría sus planes de construir 85 plantas energéticas a carbón. En marzo, las autoridades chinas informaron que el país ya superaba los objetivos de energía, intensidad del uso de carbón y su proporción de fuentes de energía limpia. Y recién el mes pasado, la autoridad energética de China, la Administración Energética Nacional, lanzó nuevas medidas para reducir la dependencia del país en el carbón.

Son apenas los últimos indicadores de que China se encuentra en un vórtice de la transformación energética global, impulsada por el cambio tecnológico y la baja del coste de las renovables. Pero no solo está invirtiendo en ellas y dejando gradualmente el carbón. También representa una creciente proporción de la demanda energética global, lo que significa que la constante transformación de su economía hacia un crecimiento impulsado por el consumo y los servicios replantearán el sector de los recursos a nivel mundial.

Al mismo tiempo, varios otros factores reducen el consumo mundial de recursos, como la mayor eficiencia energética en edificaciones residenciales, industriales y comerciales, y la menor demanda de energía en transporte, debido a la proliferación de coches autónomos y el uso de compartido de vehículos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/ZdN6n0i/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.