Barley sprayed with pesticide Christopher Pillitz/Getty Images

Alimentos para el mundo

PRAGA – El hambre es un azote de la humanidad desde tiempos inmemoriales. Casi ninguna sociedad importante se salvó; se calcula que entre 108 a. C. y 1911, China sufrió una hambruna por sequía o inundación en al menos una provincia casi todos los años. Pero la lucha contra el hambre es una guerra que la humanidad puede vencer al fin.

En el último cuarto del siglo XX se produjeron más cereales cada año que en cualquier período precedente, y este año se cosecharán más granos que en cualquier otro momento de la historia. Desde 1992, la cantidad de personas con hambre en todo el mundo se redujo más de 200 millones, pese a que al mismo tiempo la población humana creció casi dos mil millones de personas.

Pero aún restan enormes desafíos. El acceso a alimentos baratos y nutritivos es una de las principales prioridades de la gente en todo el mundo; una de cada nueve personas todavía no consigue alimento suficiente para estar sana. Se prevé que la población actual de 7300 millones de personas llegue a 8500 millones en 2030 y a 9700 millones en 2050, y la demanda de alimentos crecerá a la par. Amén de más bocas que alimentar, habrá otras presiones sobre los suministros de comida, por ejemplo: conflictos bélicos, volatilidad económica, fenómenos meteorológicos extremos y el cambio climático.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/GJaPyzU/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.