Una buena alza de tasas para Europa

Dos errores no hacen un acierto. Sólo porque los gobiernos europeos no han logrado poner pan en las mesas de sus votantes, no significa que el Banco Central Europeo debería fracasar de manera similar en su trabajo de promover la estabilidad de los precios en la zona del euro. Esto puede sonar obvio, pero abandonar la estabilidad de los precios es exactamente lo que algunos políticos europeos están promoviendo.

Por ejemplo, los políticos italianos que, considerando el triste desempeño económico reciente de Italia podrían parecer los menos calificados para dar al BCE consejos sobre política monetaria, están promoviendo bajas en la tasa de interés. Haciéndose eco de los comentarios manifestados por el Primer Ministro italiano Silvio Berlusconi, el viceministro de economía Mario Baldassarri dijo en Il Sole 24 Ore la semana pasada que todos los esfuerzos por impulsar el crecimiento son en vano “si alguien tiene el pie sobre el pedal del freno”.

¿A quién engaña? Si hay alguien que está “poniendo el pie sobre el freno al crecimiento italiano”, es Berlusconi mismo. Durante su mandato no ha tomado iniciativa alguna para hacer reformas a la economía y ahora busca culpar al BCE por el lamentable desempeño económico de su país. Sin embargo, es precisamente la falta de reformas económicas en casa lo que ha hecho de Italia uno de los países menos competitivos de la economía de la eurozona.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/KENPNMb/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.