galbraith6_metamorworks_getty images_mmt metamorworks/Getty Images

¿Quién le teme a la TMM?

AUSTIN – Como sabe cualquiera que haya estado a cargo de la supervisión legislativa de los banqueros centrales, a estos no les gusta ver su autoridad cuestionada. Lo primero que harán es defender el misterio de su profesión (el aura mágica que sobrevuela sus palabras) con una mescolanza emocional de trivialidades y chorradas envuelta en una nube de poder y jerga.

Por eso es tan divertido torturar a los banqueros centrales. Es famoso el caso de John Maynard Keynes, que fue el azote de Montagu Norman, gobernador del Banco de Inglaterra (BOE) desde 1920 hasta 1944. Wright Patman y Henry Reuss, dos congresistas estadounidenses que presidieron la Comisión Bancaria de la Cámara de Representantes en los setenta, le hicieron lo mismo al presidente de la Reserva Federal Arthur Burns. Puedo decir que Reuss lo disfrutaba; yo era su asistente en aquel tiempo.

En nuestros días, las voces de la Teoría Monetaria Moderna les quitan el sueño no sólo a los banqueros centrales en actividad, sino también a los retirados. Cual Lady Macbeth rondan los corredores clamando «¡Fuera, maldita mancha!».

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/ntGg5eves