Por qué los Estados Unidos no deben reelegir al Presidente Bush

Nunca me he involucrado mucho en la política de partidos, pero estos no son tiempos normales. El Presidente George W. Bush está poniendo en peligro la seguridad de los Estados Unidos y del mundo y al mismo tiempo está socavando los valores estadounidenses. Por oponerme a él, la campaña de Bush me ha condenado.

En su campaña de 2000, el Presidente Bush prometió una política exterior "humilde". Si se reelige, su doctrina de la acción preventiva -y la invasión de Iraq-quedará aprobada, y el mundo tendrá que vivir con las consecuencias. Si repudia las políticas de Bush en las urnas, Estados Unidos tendrá la oportunidad de recuperar el respeto y el apoyo del mundo.

Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 exigían una respuesta firme. Pero también condujeron a la suspensión del proceso crítico tan esencial para una democracia -una discusión exhaustiva y justa de los temas. Bush acalló la crítica tachándola de antipatriótica. Durante 18 meses después del 11 de septiembre consiguió sofocar todos los desacuerdos. Así es como llevó a Estados Unidos en la dirección equivocada.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/P0be1z6/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.