Matt Wuerker

¿Quién perdió a Grecia?

BRUSELAS – Aún no ha llegado la hora de las acusaciones en Europa. Un acuerdo entre Grecia y sus acreedores privados y sus prestadores públicos le permitirá cumplir el 20 de marzo con el próximo plazo para la amortización de la deuda. Los europeos son dignos de elogio por haber dado un paso importante en una dirección realista. Los acreedores privados han aceptado un recorte de más del 50 por ciento de sus reclamaciones y una rebaja de los tipos de interés, con lo que el alivio de la deuda asciende a más de dos terceras partes.

Pero, si bien se encontró una solución in extremis, muchos creen que sólo servirá para aplazar el día de la verdad, pues Grecia no aplicará la austeridad prometida y acabará ora decidiendo salirse de la zona del euro ora expulsada de ella a raíz de una posible suspensión de pagos. Aun antes de que se lograra el último acuerdo,& dirigentes políticos de los Países Bajos y Finlandia y algunos de Alemania estaban preguntándose en voz alta por qué habría de permanecer Grecia dentro de la zona del euro. En Atenas, la exasperación ha alcanzado grados mayores y el encono de las disputas ha empezado a parecerse peligrosamente a las furiosas disputas sobre las reparaciones alemanas del decenio de 1920.

“¿Quién perdió a China?”, se preguntaron los estrategas americanos en el decenio de 1950, a raíz de la victoria de los comunistas de Mao Zedong en 1949. Podría ser que los europeos no tardaran en empezar a hacerse la misma pregunta sobre Grecia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/XUFNBgf/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.