¿Dónde está Europa?

Cuando la crisis financiera mundial se transforma inexorablemente en crisis económica y ahora en crisis industrial, por toda la UE se puede oír el grito de “¿dónde está Europa?”. Hasta ahora, la respuesta de Bruselas ha sido menos que tranquilizadora.

La consigna de la Comisión Europa ha sido la de que se debe defender la integridad del Mercado Único a toda costa y de que recurrirá a sus extraordinarios poderes legales para velar por que los rescates u otras ayudas estatales por parte de los gobiernos de la UE no distorsionen la competencia leal. Se trata de una cantinela conocida y entre los empresarios industriales parece estar consolidándose la impresión de que no es bastante.

Con la preocupación en aumento en toda Europa por que los despidos entrañen cierres de grandes fábricas y pérdidas de puestos de trabajo en cascada en miles de pequeñas empresas, los gobiernos nacionales están a punto de chocar con la UE, aunque saben que su mayor posibilidad de salvación estriba en una actuación europea conjunta. En Bruselas existe conciencia de que la crisis ofrece una auténtica oportunidad política, si bien la Comisión aún no la ha aprovechado.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/bu9GMug/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.