Monkey mother seen holding the hand of her child in the cage Jana Cavojska/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Volkswagen y los monos

MELBOURNE – A fines del mes pasado, el New York Timesinformó que investigadores utilizaron monos para evaluar los efectos de inhalar humo de diésel proveniente de un automóvil Volkswagen. La investigación fue encargada por ‘European Research Group on Environment and Health in the Transport’, una organización financiada en su totalidad por tres grandes fabricantes alemanes de automóviles: Volkswagen, Daimler y BMW.

La reacción ante la publicación de dicha noticia ha sido una de repudio tajante – por parte del público, el gobierno alemán y la propia Volkswagen – a la utilización de monos. ¿Por qué? ¿Podría la vehemencia de la respuesta indicar un cambio tectónico en las actitudes éticas con respecto a los animales? Para responder a esta pregunta se requiere examinar algunos detalles sobre los experimentos y la reacción frente a ellos.

La investigación, llevada a cabo en Albuquerque, Nuevo México, involucró la colocación de diez monos en pequeños contenedores herméticos hacia dentro de los cuales, durante un período de cuatro horas, se canalizaron gases provenientes del escape de automóviles. Posteriormente, se introdujo un tubo en las gargantas de los monos para extraer muestras de tejido de sus pulmones.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/UXefu2C/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.