0

Trichet toma el control del BCE

El anuncio del Presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, de que se aumentaría las tasas de interés en la próxima reunión del Consejo de Gobierno del banco, que se realizará el 1º de diciembre, podría ser un momento decisivo de su presidencia.

Al anunciar por anticipado el aumento de la tasa, algo que los altos funcionarios del BCE llaman un paso hacia una mayor transparencia, Trichet demostró firmemente su autoridad en el Consejo de Gobierno. Antes del anuncio, las filtraciones a la prensa por parte de miembros disidentes habían sembrado confusión en la mente del público en cuanto a las preocupaciones e intenciones del banco.

A pesar de que en su interior ya había ido surgiendo un consenso de que sería necesario un aumento de las tasas en diciembre, unas cuantas fuentes disidentes del Consejo de Gobierno del BCE (algunas de ellas con sus propios planes e intereses personales) filtraron a la prensa información que se prestaba a confusión y, en un caso, era claramente falsa, en un inútil intento por hacer fracasar el alza.

En una filtración anónima a un importante servicio de noticias financieras, un funcionario del BCE afirmó falsamente que se necesitaba unanimidad para dar este paso, implicando que una sola voz en contra podía detenerlo. Enfurecido por lo que vio como una táctica de guerrilla, Trichet silenció rotundamente a estos creadores de problemas, mediante el audaz gesto de anunciar por anticipado el aumento, dos semanas antes de la reunión.