mahbubani25_MANAN VATSYAYANAAFP via Getty Images_vietnam covid Manan Vatsyayana/AFP via Getty Images

La nueva ventaja de Asia Oriental

SINGAPUR – Las cantidades de muertes no mienten, la disparidad más llamativa en las defunciones por la COVID-19 hasta la fecha se dio entre los países de Asia Oriental —donde la cifra total de muertes por millón de habitantes está sistemáticamente por debajo de diez— y Occidente, donde son cientos. Por ejemplo, Japón informó hasta el momento 7,8 muertes por millón, seguido por Corea del Sur (5,8), Singapur (4,6), China (3,2) y, el más extraordinario de todos, Vietnam, con cero muertes. Por el contrario, Bélgica ha confirmado hasta el momento 846 muertes por millón y el Reino Unido tiene 669, seguidos por España (608), Italia (580) y Estados Unidos (429).

¿Cómo se explica esta asombrosa diferencia? Las respuestas son complicadas, pero destacan tres posibles explicaciones. En primer lugar, ninguno de los estados de Asia Oriental cree «haber llegado», ni que hablar de alcanzar «el fin de la historia» en el cual consideran que sus sociedades son la apoteosis de las posibilidades humanas. En segundo lugar, hace mucho que los países de Asia Oriental invierten en fortalecer las instituciones gubernamentales en vez de debilitarlas, y esto está dando resultados. En tercer lugar, el espectacular crecimiento de China presenta a sus vecinos en la región tanto oportunidades como desafíos.

Siempre es peligroso simplificar excesivamente, sin embargo, la evidencia muestra que mientras los europeos tienden a creer en la seguridad social a cargo del Estado, los asiáticos orientales creen que la vida conlleva esfuerzo y sacrificio. El presidente francés Emmanuel Macron está luchando para revisar el sistema de pensiones de su país y disminuir los beneficios jubilatorios, para lograr reducciones muy necesarias en los déficits presupuestarios. El resultado fue una Francia convulsionada durante meses por las protestas de los «chalecos amarillos». Pero cuando Corea del Sur enfrentó una crisis financiera mucho más grave en 1997-98, las ancianas donaron joyas al Banco Central para colaborar.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/JXiVG0qes