Los estipendios de la ignorancia económica

LONDRES – Los políticos son maestros en el arte de “pasar la pelota”. Todo lo bueno que ocurre es un reflejo de sus talentos y esfuerzos excepcionales; y, todo lo malo es causado por personas o situaciones que les son ajenas.

La economía es un campo clásico para esta estrategia. Tres años después del casi colapso de la economía mundial, la débil recuperación se agotó en la mayoría de los países desarrollados, y la inercia económica de la misma arrastrará al resto. Los expertos vaticinan una recesión de “doble caída”, pero en algunos países la primera caída no finaliza: El PIB griego ha estado cayendo durante tres años.

Cuando les pedimos a los políticos que expliquen estos lamentables resultados, responden al unísono: “Esto no ocurre por culpa nuestra”. La recuperación, canta el estribillo, se ha “descarrilado” por la crisis de la eurozona. Pero esto se dice para marear a la perdiz. La crisis de la eurozona no descarriló la recuperación; esta crisis es el resultado de una falta de recuperación. Es el resultado natural y predecible, y (por muchos) pronosticado de la política deliberada de los principales países europeos para reprimir la demanda agregada.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/hIZskDK/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.