0

Los reales riesgos de los déficits

Los déficits han regresado, y con toda intensidad. El déficit presupuestario de EEUU llega ahora a los $455 mil millones, un 4.1% del PGB. Hace dos años, EEUU predecía que el porvenir estaba sembrado de excedentes en el presupuesto.

Si bien con déficits ligeramente menos inflados que el estadounidense, otros países ricos también se están ahogando en tinta roja. La Comisión Europea predice que el déficit del gobierno francés llegará al 3.7% del PGB este año y el de Alemania, al 3.4%. Ambas cifras superan con mucho el límite deficitario (3% del PGB) fijado por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la eurozona.

Cuando se tiene un déficit, el país aumenta su deuda nacional e impone cargas a las futuras generaciones. Naturalmente, los políticos prefieren ocultar cómo cambia la riqueza de una generación a otra. Su prioridad es pagar los problemas inmediatos y los beneficios prometidos para hoy.

Los contables que calculan los déficits de los gobiernos tratan de evitar que los políticos nos engatusen y nos hagan aceptar los beneficios que ofrecen sin entender nada de los costos futuros. Pero lo que estos contables no nos brindan es una manera de determinar cuándo los déficits con justificables y cuándo no lo son.