0

La máquina que come empleos

La inseguridad del empleo es una de las características definitorias de nuestra época. Dos son las preocupaciones que surgen con mayor frecuencia: la globalización, que hace que los empleos emigren hacia regiones más pobres, y la tecnología computacional, que puede hacer que desaparezcan por completo.

Esas preocupaciones aquejan a personas de todos los niveles de ingreso, todas las edades y todos los países. Como lo demuestran los lamentos de México por los empleos que pierde ante China, la gente de los países emergentes se preocupa tanto como la de los países avanzados. Como respuesta, los políticos proponen varios programas de capacitación o educación, pero rara vez hacen frente a los verdaderos problemas de largo plazo.

Las preocupaciones sobre la globalización y la revolución informática se reducen a fin de cuentas a una misma cosa, porque la globalización es en gran medida consecuencia de la tecnología de la información. Las computadoras e Internet han hecho posible enviar información casi sin costo, y han permitido hacer negocios a través de culturas y continentes.

La inquietud es que la tecnología de la información está ahora en el ángulo de una curva de "bastón de hockey" desde el que despegará súbitamente con mucha mayor velocidad que antes. No todos los cambios resultantes serán gratos en términos económicos.