La Universidad Empresarial

por Henry Etzkowitz By Henry Etzkowitz

Las universidades han interpretado un papel esencial en el desarrollo económico desde hace mucho tiempo, suministrando la capacitación, el entrenamiento, las ideas y la investigación básica que todos los países necesitan para asegurar el progreso y el crecimiento. ¿Pero qué tan directamente debe involucrarse una institución académica en actividades que generan ganancias? Si establece sus propios negocios o apoya a aquellos fundados por sus miembros ¿se arriesgaría la universidad a minar su tradicional independencia y su compromiso con el libre intercambio intelectual?

Durante las últimas dos décadas la investigación académica realizada en un creciente número de países se ha convertido en una empresa que busca ganancias. Según la Asociación de Gerentes Tecnológicos Universitarios, en el año 2000 se crearon por lo menos 300 nuevas compañías en base a invenciones que tuvieron lugar en universidades estadounidenses. Lo que inició como un modelo único estadounidense en 1980, cuando el Congreso de los Estados Unidos canalizó a las universidades los derechos intangibles de propiedad intelectual generados por la investigación académica fondeada por el gobierno federal, se ha extendido a países tan diversos como el Reino Unido, Suecia y Zambia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/9hLGBO4/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.