buchholz7_ OLIVIER DOULIERYAFP via Getty Images_nowhiring Olivier Douliery/AFP via Getty Images

Combatir la inflación con una reforma laboral del lado de la oferta

SAN DIEGO – En los últimos años, un millón de jubilados norteamericanos han tomado una raqueta de pickleball. Tendríamos menos inflación si, en cambio, hubieran echado mano a un martillo, una llave inglesa o un lápiz. Hay carteles de “Se necesita ayuda” por todas partes, desde cafeterías hasta plantas farmacéuticas. Las economías avanzadas podrían aliviar una causa importante de inflación si convencieran a más gente de sumarse a la fuerza laboral, especialmente a quienes están en los dos extremos de la escala laboral: la gente mayor y la gente joven.

Debido a la impresión a toda máquina de los bancos centrales, el gasto excesivo del gobierno, las alteraciones en el transporte y ahora Vladimir Putin, la inflación se ha disparado a niveles que no se veían desde Rocky II (1979). Pero con una política laboral del lado de la oferta, podemos ayudar a ocupar el récord de 11,3 millones de vacantes laborales en Estados Unidos, mientras la Reserva Federal y sus contrapartes en otros lugares descifran cómo drenar sus balances abultados.

En la prensa popular, la economía de Estados Unidos parece bendecida con conejos de Energizer. Tom Brady rompe récords de anotaciones a los 44 años, Clint Eastwood dirige películas a los 89 y William Shatner osadamente se lanza al espacio a los 90. A pesar de estos logros asombrosos, la proporción de gente jubilada en la economía ha crecido un tercio en los últimos 15 años.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/EZh8U8hes