0

¿Debe regular Europa los fondos de riqueza soberana?

WIESBADEN  – Las inversiones estatales extranjeras –los llamados fondos de riqueza soberana (FRS)- son ahora objeto de un intenso debate. Estados Unidos y Francia han dado a conocer sus temores. También en Alemania el debate se centra en la significación política y económica de los FRS para el futuro del país.

El problema se ha exacerbado por la creciente riqueza de un número de países, algunos de ellos gobernados en el pasado por regímenes socialistas o comunistas. China, Rusia, India y los estados del Golfo Pérsico han integrado su riqueza a la economía global, para gran beneficio del comercio mundial.

El grado de apertura de los mercados de Alemania los hace especialmente atractivos para el comercio global. Esta apertura no cambiará, pero hay quienes llaman a establecer nuevas barreras de seguridad o, en otras palabras, de protección.

Por ejemplo, los inversionistas rusos están interesados en adquirir una parte importante de la compañía aeroespacial franco-germana EADS, de la cual un banco ruso ya posee un 5%. Para muchos, esta propuesta ha puesto en evidencia un cambio en el comportamiento de los inversionistas. Sin embargo, ¿qué es lo que ha cambiado exactamente?