¿Quién debería dirigir el FMI?

CAMBRIDGE – Siempre que el Fondo Monetario Internacional espera el nombramiento de un nuevo director gerente, los críticos se quejan de que ya es más que hora de que el elegido proceda de un país con un mercado en ascenso, pero con lamentos no se cambiará la injusta tradición de 60 años por la que un europeo encabeza el FMI y un americano el Banco Mundial. Solo si los países con mercados en ascenso se unen tras un solo candidato, tendrán alguna posibilidad de conseguir el puesto.

Lamentablemente, tampoco es probable que así sea en esta ocasión, por lo que volverá a ocupar ese puesto otro europeo. Al fin y al cabo, el tan repetido principio de que se debe elegir al Director Gerente del FMI en función de sus méritos y no de su nacionalidad no tiene por qué significar un abandono del procedimiento del pasado. La ministra francesa de Hacienda, Christine Lagarde (propuesta por Europa) es impresionante y capaz.

Pero la afirmación de que la actual crisis de la deuda soberana en la periferia de Europa es una razón para nombrar a un europeo no es acertada. (La propia Lagarde parece reconocerlo.)

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/2xhUzxH/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.