pakistan ecommerce ASIF HASSAN/AFP/Getty Images

Pakistán, en pos del crecimiento inclusivo

ISLAMABAD – El año pasado, en Pakistán tuvo lugar la segunda transición democrática exitosa en sus 71 años de historia, con la asunción del primer ministro Imran Khan, después de que su partido ganó la elección general presentándose con una plataforma anticorrupción. Hay muchas esperanzas cifradas en el nuevo gobierno, que parece dispuesto a trabajar con los especialistas técnicos y con los partidos opositores para resolver los muchos desafíos urgentes de Pakistán.

Pero al gobierno le aguarda una difícil agenda económica. Además de restaurar la estabilidad de la economía, también debe formular un plan audaz para lograr crecimiento inclusivo y sostenible a largo plazo.

La situación actual no es muy alentadora. En 2018, el estancamiento de las exportaciones y el veloz aumento de las importaciones provocaron una importante caída de las reservas de moneda extranjera. Además, el gobierno se endeudó para financiar el creciente déficit fiscal, provocado en parte por pérdidas en empresas públicas y del sector energético. Como era de esperar, la rupia paquistaní se devaluó y la inflación aumentó. Además la demanda está deprimida por el endurecimiento de la política monetaria y la reducción del gasto público en desarrollo, de modo que se prevé que en 2019 el crecimiento del PIB caiga a menos de 5%. Igualmente preocupantes son los vencimientos de deuda que tendrán lugar durante este año fiscal.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/yN48GHC/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.