Iraq school mfniraq/Flickr

La instrucción en situaciones de emergencia

NUEVA YORK – Hace un tiempo conocí a una chica en el inmenso campo de refugiados Zaatari de Jordania. Como otras decenas de miles de niños de él, su familia y ella habían huido al empeorar el conflicto de Siria. Primero la conocí en un aula improvisada entre un mar de tiendas; después volví a verla jugando con otros niños en un espacio accidentado.

Le pregunté qué prefería: ¿aprender en el aula o jugar con sus amigos? Sé lo que habría respondido yo a su edad, pero ella eligió el aula, por lo que su respuesta no podría haber sido más elocuente. De todas las cosas que se vio obligada a dejar atrás en Siria, su instrucción era lo único que no podía faltar para realizar alguna vez su sueño de ser médico y evitar un futuro dictado por la privación, la violencia y la pérdida.

He visto esa misma ansia por aprender en  muchos niños afectados por la crisis de Siria y otras situaciones de emergencia en todo el mundo. Los niños desean ir a la escuela por encima de todo y sus familias desean por encima de todo que reciban instrucción.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/1EB2gJK/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.