Bangladeshi development Majority World/Getty Images

La promesa de la contratación electrónica

COPENHAGUE – La corrupción es un problema gigantesco en todo el mundo. En África, se estima que una cuarta parte del PIB del continente "se pierde en manos de la corrupción cada año". En América latina, el Banco Interamericano de Desarrollo cree que la corrupción puede costar el 10% del PIB anualmente. En la única revisión integral basada en encuestas de empresas y hogares, el Banco Mundial calcula que el costo directo total de la corrupción es 1 billón de dólares anuales.

Una y otra vez, la comunidad internacional reafirmó su intención de combatir la corrupción, más recientemente el año pasado, cuando las Naciones Unidas adoptaron los Objetivos de Desarrollo Sustentable. Sin embargo, como ha documentado el Consenso de Copenhague, el grupo de expertos que presido, a pesar de todas las políticas bien intencionadas, los logros han sido escasos.

Un estudio examinó los 145 países que implementaron reformas institucionales con el respaldo del Banco Mundial u otras agencias donantes de 1998 a 2008. Resulta reconfortante saber que la efectividad gubernamental mejoró en la mitad de los países. Desafortunadamente, la efectividad en verdad empeoró en la otra mitad, lo que sugiere que no hubo un efecto generalizado.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/8k65tl5/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.