nsofor2_AndiaUniversal Images Group via Getty Images_malariavaccinedoctorsafrica Andia/Universal Images Group via Getty Images

La vacuna contra el ébola no alcanza

ABUJA – Cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos aprobó la nueva vacuna Ervebo contra el ébola, me invadió la euforia. Ervebo puede generar una rápida respuesta inmune con una única dosis, la persona estará protegida diez días después de recibirla. Si tan sólo hubiéramos tenido una vacuna como esta unos pocos años atrás, pensé.

En 2015 lideré conjuntamente un proyecto de EpiAFRIC, encargado por la Unión Africana (UA) para evaluar sus esfuerzos para combatir el brote de ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona. Durante dos semanas, viajé con mi equipo por tres países, entrevistando a voluntarios, miembros de la comunidad, socios internacionales, funcionarios de alto rango en ministerios de salud y otras partes interesadas en la UA que trabajaron para contener ese brote. También visitamos un centro para el tratamiento del ébola en Coyah, Guinea.

Durante nuestra evaluación, vimos la devastación causada por el virus y la forma en que los endebles sistemas de salud en los tres países más afectados habían permitido que la infección se propagara como un reguero de pólvora. Cuando completamos las entrevistas, nos quedó claro que un sistema de salud más sólido pudo haber evitado el brote, e incluso podría haber ayudado a detenerlo una vez que tuvo lugar. Deseábamos que hubiera una vacuna contra el ébola y ahora, la hay.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/BvoPTuBes