El monstruo que se está gestando en Egipto

BRUSELAS – El 15 de diciembre, el proyecto de constitución de Egipto debe someterse a un referendo. Hace un año, los egipcios se entusiasmaron cuando se enteraron de que finalmente la constitución de su país iba a reflejar sus esperanzas y aspiraciones democráticas. Sin embargo, el documento que votarán ahora muy probablemente eche por tierra esas esperanzas y desvanezca las perspectivas democráticas de los egipcios.

El proceso de elaboración de la nueva constitución fue apresurado y no contó con el aporte de liberales, no musulmanes y mujeres, que boicotearon el proceso, debido a la preponderancia de islamistas. La Hermandad Musulmana, y principalmente el presidente Mohamed Morsi, confía en la suposición de que la fuerza del voto islamista de Egipto le brindará apoyo suficiente entre los "egipcios comunes", y en que la oposición tendrá poco impacto en el resultado del referendo.

Un asesor político del gobernante Partido Libertad y Justicia -el ala política de la Hermandad Musulmana- hasta llegó a alardear con que los Hermanos fácilmente podrían movilizar 20 millones de seguidores. Los Hermanos desestiman a aquellos que han manifestado en las calles durante las últimas tres semanas como simpatizantes de Mubarak.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/JWPiEQG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.