La falsa normalidad de Europa

NEWPORT BEACH – El mes de agosto es tradicionalmente el mes de vacaciones en Europa, y muchos funcionarios del gobierno toman varias semanas de descanso. En el proceso, iniciativas importantes se ponen en estado de espera hasta el “gran retorno” a principios de septiembre.

Este año, existe otra razón por la que Europa ha presionado el botón de pausa en el mes de agosto. Debido a que se avecina un proceso eleccionario en Alemania, pocos desean socavar la probable victoria de la canciller Angela Merkel. Después de todo, Alemania es fundamental para el bienestar de Europa, y la mano firme de Merkel ha permitido que el continente supere una serie de desafíos en los últimos años. Como resultado, muchos están dispuestos a posponer cualquier decisión política controvertida, en vez de hacer olas en el ámbito político alemán.

Algunas de las recientes noticias económicas aparentan justificar este abordaje. A finales de julio, el ampliamente observado indicador de la actividad manufacturera europea atravesó el umbral dando señales de expansión por segunda vez en 23 meses.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/a5wziil/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.