Paul Lachine

Para iluminar el continente obscuro

NAIROBI – Los exploradores europeos del siglo XIX llamaron a África el “continente obscuro”, porque para ellos era vasto y en gran medida desconocido. En la actualidad, África puede seguir siendo obscura, pero por una razón muy diferente: tiene una escasez crónica de electricidad. De hecho, las imágenes nocturnas por satélite muestran que, excepto en algunas partes del África meridional y septentrional, apenas parpadea.

Las Naciones Unidas han designado 2012 Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos. Su inauguración oficial en África a mediados de febrero no ”encenderá” el continente instantáneamente, pero puede contribuir a desencadenar medidas mundiales con miras a la consecución de ese objetivo, con lo que mejorará la vida y los medios de subsistencia de millones de personas.

Ha habido intentos anteriores de electrificar a África, con resultados irregulares, pero esta vez puede ser diferente. Muchos países están ya ensayando las tecnologías y políticas necesarias para llevar la energía a las zonas rurales y las ciudades en crecimiento. Para desbloquear el potencial de ese continente, son esenciales mecanismos innovadores de inversión y una marcada disminución de los costos de manufacturación e instalación de las tecnologías de energías renovables, incluidas la eólica, la solar y la de biomasa avanzada.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/DEZrnUE/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.