0

Una nueva mirada a la responsabilidad de Japón en la guerra

“Como el periódico más influyente de Japón, es nuestra obligación dar a conocer a nuestros lectores quién fue responsable del inicio de la Guerra Sino-Japonesa y la Guerra del Pacífico". Estas son las palabras de Tsuneo Watanabe, Editor en Jefe del periódico japonés de mayor circulación de Japón (y del mundo), el Yomiuri Shimbun , en la introducción al libro From Marco Polo Bridge to Pearl Harbor: Who Was Responsible (Del Puente de Marco Polo a Pearl Harbor: Quién fue responsable).

A Watanabe, que ya tiene más de ochenta años y perteneció al Ejército Imperial Japonés durante la Segunda Guerra Mundial, le molestaba la manera como el tema inconcluso de la participación japonesa en la guerra seguía generando obstáculos al progreso de su país. A modo de solución, creó en su periódico un Comité de Reevaluación de las Responsabilidades de la Guerra para emprender una investigación de 14 meses acerca de las causas de la Guerra en el Pacífico y la participación de Japón.

Watanabe nos dice que el Comité llegó a la conclusión de que "no solamente las altas autoridades de gobierno, los generales y los almirantes deben cargar con la culpa". Según el Comité, "los oficiales de campo a menudo eran incluso más influyentes que el Emperador, los ministros de guerra y los jefes de Estado Mayor en la toma de decisiones que aumentaron la intensidad de la guerra, y fueron responsables de muchas atrocidades".

Nunca ha sido fácil para una nación enfrentar de manera franca el amargo hecho de haber cometido crímenes de guerra, genocidios, agresiones injustificadas contra otros países o haber maltratado y asesinado a sus propios ciudadanos. Japón no es una excepción. Aunque ha habido numerosas iniciativas para investigar su culpabilidad en la guerra, en especial su ocupación de China, aún no se ha llevado a cabo un esfuerzo comparable a lo que hicieron los alemanes para asumir una responsabilidad colectiva por sus crímenes de guerra.