benami178_Majid SaeediGetty Images_ebrahimraisi Majid Saeedi/Getty Images

La oportunidad iraní para Biden

TEL AVIV – Los iraníes moderados, como el expresidente Hasán Rohaní, trataron durante años de lograr un acuerdo con Occidente... y fracasaron. Ahora la línea dura está a cargo. ¿La elección del presidente Ebrahim Raisí será el fin de lo que el líder supremo Alí Jamenei alguna vez llamó la «flexibilidad heroica» de Irán en sus tratos con Occidente? Con Afganistán en manos de los talibanes, la cuestión se ha vuelto aún más importante.

La respuesta es «sí y no». Raisí no asumirá la responsabilidad de un intento de reconciliación con Occidente. La confrontación ideológica con Estados Unidos es central para la identidad fundamentalista de la República Islámica.

Más aún, tanto los iraníes moderados como los radicales siguen viendo a la estrategia de construir un «imperio» iraní subsidiario en Oriente Medio —planteada por el fallecido comandante militar Qasem Soleimani, quien fue asesinado por EE. UU. el año pasado— como fundamental para mantener y promover el propósito de la Revolución Islámica. Un verdadero acercamiento entre Occidente e Irán no es factible, especialmente ahora que la línea dura está totalmente a cargo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/rYERD5zes