La India en juego

Nueva Delhi – El 1 de junio, la Premier League de India (IPL) alcanzó un clímax atronador con una final de un suspenso dramático, que presenciaron 60.000 fanáticos alborozados en un nuevo estadio y vieron aproximadamente 300 millones de televidentes en todo el mundo. Mientras las porristas bailaban y sacudían sus pompones de colores brillantes, y deportistas estrella de todo el mundo, enfundados en los atuendos multicolores de sus equipos, esperaban ansiosos una paga diaria de 2,5 millones de dólares, las entradas en el mercado negro cambiaban de mano por cifras que llegaban a los 2.500 dólares.

¿Fútbol? ¿Básquetbol? No, la IPL es la más reciente innovación india que está revolucionando el más formal de los deportes victorianos: el críquet.

Mientras el mundo globalizado descubre una India del siglo XXI llena de especialistas informáticos de alta tecnología, empresarios eficientes, modas coloridas y un entretenimiento deslumbrante -muy lejos de las antiguas imágenes de fakires sobre camas de clavos, majarás sobre elefantes y mendigantes con cuencos de limosna-, también descubre una India obsesionada con lo que la mayoría considera un deporte del siglo XIX.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/dc9vBsZ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.