11

El FMI sigue sin entender la crisis del euro

WASHINGTON, DC – En julio, la Oficina de Evaluación Independiente del Fondo Monetario Internacional publicó un informe detallado del modo en que se manejó la crisis del euro después de 2010. El informe de la OEI critica la actuación del Fondo; pero como en otras autoevaluaciones previas de la institución, pasa por alto muchas cuestiones importantes.

En concreto, la OEI sostiene que el Fondo se supeditó a los intereses europeos; lo cual no sorprende, ya que la tercera parte de su junta directiva está compuesta de europeos. Además, el Fondo se equivocó al suponer que “Europa es diferente” y que “no era posible un corte del flujo de capitales en el ámbito del euro”.

En una crisis financiera, las autoridades deben actuar rápido para resolver los problemas que la causaron y restaurar la confianza. Es lo que hizo el gobierno de Estados Unidos en el otoño (boreal) de 2008, mientras la dirigencia europea vacilaba (un hecho que la OEI no menciona).

El informe de la OEI tampoco evalúa la eficacia de los programas del FMI. Tomemos el caso de Grecia, donde la respuesta del Fondo fue claramente insuficiente. En 2009, el déficit presupuestario griego era el 15% del PIB; con un programa del FMI, el déficit se redujo en 2010, pero sólo al 11% del PIB. Entretanto, los tres estados bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) llevaron a cabo un recorte presupuestario del 9% del PIB en 2009.