0

¿Cuán riesgosa es la economía global?

NEWPORT BEACH – Después de tres años de haber estallado la crisis financiera global, la economía mundial continua en una zona incierta -y por buenas razones.

¿Deberíamos sentirnos tranquilos porque los países avanzados se están recuperando poco a poco y las economías emergentes van teniendo un crecimiento sólido? ¿O deberíamos protegernos contra los altos precios del petróleo, las crisis geopolíticas en Medio Oriente y la continua situación de incertidumbre nuclear en Japón, la tercera economía más grande del mundo?

Muchos están eligiendo la primera opción, una visión más tranquilizadora del mundo. Una vez pasado lo peor de la crisis financiera global, incluido el gran riesgo de una depresión mundial, hay entusiasmo por el sentimiento ampliamente compartido de que la calma, si no es que la confianza, se ha restablecido.

Esta visión global se basa en una dinámica de crecimiento de múltiples velocidades en la que los segmentos de la economía global que están sanos o en recuperación están ayudando gradualmente a los rezagados. Los componen las compañías multinacionales altamente rentables que ahora están invirtiendo y contratando trabajadores; los bancos de las economías avanzadas que están pagando sus créditos de rescate de emergencia; las crecientes clases media y alta en las economías emergentes, que están comprando más bienes y servicios; un sector privado más sano que paga más impuestos, lo que alivia la presión de los presupuestos gubernamentales; y el poder económico de Alemania y Europa, que están cosechando los frutos de años de reestructuración económica.