European Union 2014 /European Parliament

Europa y Antieuropa

LONDRES – La elección para el Parlamento Europeo ha puesto en marcha un doloroso proceso, en el que habrá que reconsiderar no solamente el modo en que funciona la Unión Europea, sino también cuál es su significado profundo. El resultado de la elección dejó en claro que ahora hay dos Europas: una donde la lógica de la integración está profundamente integrada al sistema político y otra que rechaza los supuestos básicos de la soberanía compartida.

La buena noticia es que la mayor parte de Europa entra en la primera categoría; la mala noticia es que las excepciones incluyen a dos países muy grandes y poderosos.

El debate acerca de Europa no es simplemente una discusión sobre los méritos de tal o cual solución institucional o técnica a un problema de coordinación política; es un debate acerca de cómo pueden las sociedades organizarse exitosamente en un mundo globalizado. En esto, se le viene prestando mucha atención al diseño institucional, pero muy poca al dinamismo social y la innovación.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/0gt10Qo/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.