Skip to main content

sinn86_IanForsythGettyImages_seabirdsmistwindturbines Ian Forsyth/Getty Images

Las políticas energéticas peligrosamente defectuosas de Alemania

MÚNICH – El presidente francés, Emmanuel Macron, piensa que una transformación del modelo económico de Alemania es necesaria desde hace tiempo. En lo que concierne a la energía, probablemente tenga razón.

Mientras que Francia produce más del 70% de su electricidad en plantas nucleares e intenta una conversión a vehículos eléctricos (VE) que funcionen en base a energía nuclear, Alemania depende de las granjas eólicas y otras formas de energía verde, y planea ir eliminando paulatinamente la energía nuclear para 2022, y la energía de carbón para 2038. Sin embargo, el intento de hacer girar las ruedas de la industria alemana con viento enfrenta una creciente resistencia política. El país ya está plagado de tantas turbinas eólicas –algunas de ellas de casi 250 metros de altura- que hasta sus vistas más hermosas se están asemejando a paisajes industriales.

Los agricultores y dueños de bosques, por supuesto, han apreciado la oportunidad de convertir sus tierras en parques industriales. Por lo general, sólo los dueños de tierras en las afueras de las grandes ciudades disfrutan de esos beneficios excepcionales, pero con una legislación que facilita la instalación de turbinas eólicas en zonas rurales, los agricultores y dueños de bosques alemanes han descubierto oro.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/fvXXB6Z/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions