stiglitz309_Alex WongGetty Imagesjerome powell Alex Wong/Getty Images

La Fed debe esperar

NUEVA YORK – La Junta de la Reserva Federal de los Estados Unidos se volverá a reunir los días 20 y 21 de septiembre, y aunque la mayoría de los analistas anticipa otra importante suba de tipos de interés, hay buenas razones para que la Fed ponga en pausa el decidido ajuste de la política monetaria que está llevando adelante. Las subas que aplicó hasta ahora frenaron la economía (el ejemplo más obvio es el sector de la vivienda), pero su impacto sobre la inflación es mucho más incierto.

Por lo general, el efecto de la política monetaria sobre la economía se produce con retrasos largos y variables, sobre todo en tiempos de agitación. Vista la profundidad de la incertidumbre geopolítica, financiera y económica (y en particular respecto de la trayectoria futura de la inflación), lo más prudente es que la Fed suspenda las subas de tipos y espere hasta que sea posible una evaluación más fiable de la situación.

Hay varias razones para una pausa. La primera es básicamente que la inflación ya muestra una marcada desaceleración. El crecimiento del índice de precios al consumidor (IPC, el indicador más importante para las familias) fue cero en julio, y es probable que haya sido cero o incluso negativo en agosto. En tanto, el índice de precios para gastos de consumo personal (otro indicador muy usado que se basa en las cuentas del PIB) se redujo un 0,1% en julio.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/ngwRBsQes