hausmann81_EDUARDO SOTERASAFP via Getty Images_ethiopiadamworker Eduardo Soteras/AFP via Getty Images

El futuro verde de Europa empieza en Etiopía

CAMBRIDGE – Los incendios devastadores desde el Amazonas hasta Australia, las fuertes tormentas y los patrones de lluvias cambiantes han hecho que a los responsables de las políticas les resulte difícil guardar silencio sobre el cambio climático. En Estados Unidos, legisladores y candidatos presidenciales demócratas hoy hablan de un Nuevo Trato Verde, que podrían implementar si recuperaran la Casa Blanca y el Senado en las elecciones presidenciales y parlamentarias de noviembre.

De la misma manera, en diciembre, la Comisión Europea aprobó un Trato Verde Europeo, que promete una economía sin emisiones netas de carbono en 2050, una creación generalizada de empleos y una mejor calidad de vida. Con un presupuesto proyectado de 1 billón de euros (1,1 billón de dólares), el plan no carece de ambición. Pero algunos han cuestionado si el Trato Verde Europeo puede tener un impacto global significativo en el cambio climático. Después de todo, la Unión Europea responde por apenas un 10% de las emisiones globales de dióxido de carbono, lo que significa que los logros importantes a nivel local en Europa podrían verse superados por las mayores emisiones en otras partes.

Uno esperaría que los europeos lideraran el camino respaldando a otros países –especialmente en el mundo en desarrollo- en sus esfuerzos por descarbonizar su matriz energética. Si existe un país que se destaca por su potencial para concretar los ideales del Trato Verde Europeo es Etiopía. Si Europa traslada sus palabras a la acción, podría ayudar a Etiopía a descarbonizarse, a generar empleos en Europa y a mejorar los niveles de vida, no en 2050, sino en el corto plazo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/KUPCRjces